14-N: Análisis de la huelga

Desde el Centro Social Octubre creemos necesario hacer un análisis sobre lo acontecido en la Jornada del 14 de Noviembre con el fin de crear debate y replantear la lucha de aquí en adelante en Guadalajara.

Ante el baile de cifras de seguimiento de la Huelga General es difícil calcular la cantidad de trabajadores que secundaron el parón. No obstante, las cifras no parecen estar a las expectativas de lo que se esperaba, a pesar del “Gran éxito” que ya pregonaban CCOO y UGT antes de empezar la jornada. No podemos decir que la huelga haya sido grande, ni efectiva, y para nada podemos considerarla como un éxito. Hoy, días más tarde, contemplamos como Gobierno y Patronal se ríen del resultado de la huelga sin pudor alguno y continúan tranquilos sin ver peligrar sus privilegios. Se mofan con descaro admitiendo con aires de grandeza que no darán marcha atrás en la ejecución de recortes e insisten que hay nuevos paquetes de medidas por llegar.

No sabemos si este es el órdago planteado por CCOO y UGT que ya dijeron de lanzar en Mayo si la cosa no mejoraba. No solo no ha mejorado, sino que la imposición de recortes y reformas anti-obreras de todo tipo han sido una constante durante estos meses y ahora vemos que ese supuesto “pulso al poder” no ha conseguido desestabilizar los cimientos del régimen. Con ese tipo de órdagos, mal vamos.

Luego, en líneas generales podemos decir que la Huelga General tal y como estaba planteada, no ha servido para plantar cara de manera real, sino que ahora el gobierno marioneta de la Troika estará en disposición de aplicar nuevas medidas de austeridad.

Es necesario destacar que el seguimiento de la huelga ha dependido del sector, y de la zona y su tradición de lucha, y creemos necesario hacer una breve mención.

Por un lado vemos que ha sido masivo en las industrias más grandes, aunque en la pequeña y mediana industria haya sido muy escasa la participación.

La participación en otros sectores estratégicos como el sector público y el transporte, según las cifras, tampoco se pueden calificar como exitosas, ya que se esperaba mayor seguimiento.

En el pequeño comercio y en las grandes compañías con pocos trabajadores en cada centro de trabajo el seguimiento ha sido casi nulo.

Si ese es el análisis a nivel general, vemos que en Guadalajara ha sido muy similar, con los pequeños matices de la particularidad de nuestra ciudad. Por lo cual repetimos, no podemos definir la convocatoria como éxito en estos términos.

Por otro lado SI que consideramos que existe una necesidad real de movilización social y de necesidad de realizar acciones que hagan cambiar esta situación insostenible.

Las manifestaciones han sido masivas en todas las grandes ciudades del estado y en Guadalajara también fue multitudinaria, según diversas fuentes, llegando a 15.000 personas.

No podemos negar la existencia de que existe un descontento generalizado entre la población a la cual nos sumamos, pero entendemos que la gente no salió masivamente a la calle porque lo dijeran los sindicatos. La manifestación era parte de la Jornada, eso es cierto. Pero la evidente diferencia entre la escasez de seguimiento de la Huelga y la masiva asistencia a la movilización marca un paréntesis en la Jornada.

Además hemos podido apreciar la escasez de intenciones de preparar una huelga en condiciones por parte de CCOO y UGT. Apenas hemos visto su propaganda en las calles y sin embargo hemos podido ver como muchas organizaciones alternativas han hecho ese trabajo de difusión de la huelga con mucho mayor énfasis, no solo en Guadalajara, sino a nivel estatal.

Muy importante a destacar también es la evaluación que podemos hacer sobre las acciones ejercidas. Hemos visto como las acciones más contundentes, más positivas, más luchadoras las han realizado esas mismas organizaciones alternativas de las que hablamos, y no los sindicatos vendeobreros. Esas acciones combativas han ido de la mano de organizaciones alternativas tratándose de desmarcarse de la lucha de las mafias sindicales.

Son muchas las voces que no dudan en decir que si la huelga no ha salido peor, ha sido gracias a los sindicatos y organizaciones alternativas, que han hecho un verdadero trabajo en favor de esa jornada.

Ante estas principales cuestiones que analizamos: Escasa participación en la Huelga, pero masivas manifestaciones y acciones contundentes con mensaje claro, creemos necesario REPLANTEAR LOS MÉTODOS DE LUCHA, así como extender este debate al conjunto de las organizaciones y colectivos alternativos de Guadalajara.

A) Si vemos que los trabajadores no apoyan este tipo de Huelgas Generales porque consideran que no se solucionará nada tal y como las plantean los sindicatos oficiales, hemos de plantearnos ¿Hacia donde queremos ir nosotros? ¿Debemos seguir insistiendo en la necesidad de participar en estos parones pactados aun viendo que la gente no los apoya? ¿Realmente hay capacidad de desbordar una convocatoria de este tipo por parte de los colectivos alternativos? En una economía de consumo ¿un parón de 24 horas es efectivo? ¿A quién puede beneficiar y a quien puede perjudicar? Si no lo es ¿se debería seguir llevando un mensaje hacia la realización de nuevos paros de duración limitada?

B) Pero en cambio, más allá de la “Huelga” vemos que SI hay una necesidad de salir a la calle a reclamar que no queremos estas medidas y que queremos cambiar este modelo social vigente. Según diversos colectivos alternativos se afirma que la gente salió a la calle masivamente no porque lo dijeran los sindicatos sino por el malestar generalizado. Argumento con el que estamos de acuerdo, pero entonces ¿Por qué no incidir en la necesidad de movilizaciones más allá de CCOO y UGT? ¿Por qué no hacer hincapié en preparar grandes movilizaciones que aglutinen esas masas descontentas con el mismo mensaje pero real? “Hay culpables, Hay soluciones” rezaban las pancartas de los sindicatos del régimen. Claro que hay culpables, y sabemos quienes son: Gobierno, Patronal y esos mismos sindicatos que durante tantos años han actuado como apagafuegos de las luchas en búsqueda del tan ansiado pacto social.

Si queremos reconstruir o reforzar el modelo sindical de clase y combativo, tan dañado por esos traidores de los trabajadores, debemos desenmascararles con la misma firmeza con la que atacamos a Patronal y Gobierno. Nuestra propuesta es trabajar más a fondo y más unidos entre el proletariado alcarreño ofreciendo alternativas reales, fomentando el asamblearismo, recuperando las formas sindicales de lucha válidas y entendemos que esto solo es posible mediante la estrategia de marginar a estos sindicatos.

Los argumentos de recuperar las cúpulas sindicales ya no nos valen. Son muchos años apostando por esa estrategia y lo único que se está consiguiendo es seguir alimentando a unos farsantes que se ríen de los trabajadores al unísono con la patronal. Eso no quita para que trabajemos entre sus bases para desenmascarar la labor de sus cúpulas, pero haciendo ver que ese criticismo ambiguo está caduco y que el sindicalismo necesita de otras formas (que sabemos aplicar perfectamente).

C) Y como decíamos antes, no negamos la practicidad y la contundencia de diversas acciones realizadas en dicha jornada (como destacamos el caso de la ocupación simbólica del Banco BBVA), pero no debemos obviar un dato importante: Esas acciones fueron llevadas a cabo por el conjunto de los grupos alternativos y no por los sindicatos oficiales y casi todos los participantes pertenecían al espectro de la lucha anticapitalista. Luego entonces vemos que se pueden hacer acciones válidas al margen de esos sindicatos, pero no solo en esa jornada, sino cualquier día, sin necesidad de aprovechar sus convocatorias. Creemos firmemente que desde el ámbito anticapitalista somos capaces de organizar acciones de este tipo cuando nos lo propongamos (jugando además con el factor sorpresa). No estamos aislados, solo tenemos que creer en nuestro potencial, que como estamos viendo, cada vez es más maduro.

Ese tipo de acciones, aunque no son nuevas, no son muy frecuentes en nuestra ciudad, y debemos trabajar para seguir realizándolas y que sigan resultando visibles ante los trabajadores. ¿Qué mejor que dar ejemplo ante los trabajadores descontentos? Hacer efectivo ese lema “Si se puede”, y además hacerlo al margen de los aparatos que utiliza el sistema. Como dice el viejo lema: ¡NI LES QUEREMOS, NI LES NECESITAMOS!

Queremos plantear la necesidad de trabajar en conjunto entre dichas organizaciones e individualidades anticapitalistas más allá de las mafias sindicales CCOO y UGT abogando por la marginación de éstos.

Animamos al estudio de este breve análisis y a la discusión de dicho planteamiento para trazar líneas de actuación futuras que nos hagan avanzar en el proceso de emancipación de LA CLASE OBRERA en nuestra tierra, GUADALAJARA.

Por ello hacemos un llamamiento a participar en una asamblea abierta el día 29 de noviembre a las 19.00h en el Centro Social Octubre (C/ Chorrón 16, bajo).

¡Salud compañerxs!

¡ABAJO EL RÉGIMEN EN TODAS SUS FORMAS!

About these ads
Esta entrada fue publicada en Articulos, CS Octubre. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 14-N: Análisis de la huelga

  1. Pingback: APLAZADA LA ASAMBLEA ABIERTA DEL 29 DE NOVIEMBRE. | Centro Social Octubre

Los comentarios están cerrados.