Hoja Informativa La Barricada Nº6 – Feminismo de clase

DESCARGAR PDF

FEMINISMO DE CLASE

Las mujeres sufrimos una doble explotación, por nuestra condición de mujeres (el Patriarcado) y por nuestra condición de trabajadoras (el Capitalismo), pero no son cuestiones que afecten única y exclusivamente a las mujeres. El capitalismo oprime a todos los trabajadores por igual, sin condición de género, nos explotan y extraen nuestra plusvalía, recortan nuestros derechos… El patriarcado, aunque en mayor medida oprime a las mujeres, también afecta a los hombres ya que se sustenta sobre una visión naturalista y biologicista del sexo, llevando el aparato de construcción social del género al campo de lo inmutable, creando estereotipos, modelos o roles de género impuestos…

A lo largo de la historia hemos visto como el capitalismo, de la mano del patriarcado, ha utilizado a las mujeres a su antojo y para sus fines económicos, incluyéndonos como engranajes de la producción durante las guerras, cuando los hombres iban a combatir en ellas, y mandándonos de nuevo a casa al finalizar las mismas para devolver los puestos de trabajo a los hombres y que no hubiese cifras de paro escandalosas. Sin embargo, a medida que el Capitalismo se fue desarrollando se produjeron una serie de cambios que permitieron de nuevo la incorporación de la mujer al trabajo. El Capitalismo consiguió que se pudiesen combinar ambas actividades (trabajo en las fábricas y trabajo en los hogares), aumentando así la explotación de la mujer hasta los límites de una doble jornada, convirtiéndola en mano de obra barata, explotada en la cadena de producción y sin remuneración por ese trabajo esclavo-doméstico que también ayuda a  sostener el modelo capitalista.

Estamos hartas de ese falso feminismo que nos dice que ya podemos optar a los puestos de poder, que ya podemos estar en la vida pública, ¡Qué ya hay mujeres ministras y directivas de grandes empresas! ¿Y de qué nos sirve eso a nosotras? Esas mujeres ministras nos imponen recortes en nuestros derechos y esas mujeres directivas de grandes monopolios nos explotan al igual que al resto de los trabajadores.

A la mujer obrera le es indiferente si su patrón es hombre o mujer” Aleksandra Kollontai.

Este “feminismo”, claramente burgués, sigue sustentando la desigualdad entre clases sociales y el desequilibrio entre ricos y pobres.

Como trabajadores tenemos la obligación de proclamar y luchar por un feminismo de clase, porque formamos parte del grueso de la clase trabajadora y tenemos el mismo enemigo, el Capitalismo y los grandes Monopolios financieros, sólo cuando acabemos con ellos habrá emancipación para las mujeres y para todos los trabajadores.

Entre la interminable lista de recortes en nuestros derechos está la propuesta para la modificación de la Ley del aborto planteada por el Gobierno de turno, aunque aún no aprobada, que pretende devolvernos a las prácticas de los años 60 en los que las mujeres ricas podían costearse viajes al extranjero para practicarse abortos, mientras las trabajadoras sin apenas recursos, tenían que buscar vías clandestinas, sin una adecuada seguridad sanitaria, poniendo de esta manera en riesgo sus vidas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que cada año se practican 42 millones de abortos, de los cuales 20 millones son practicados de manera clandestina (sólo en Europa hablamos de unos 500.000 abortos inseguros), y aproximadamente 68.000 mujeres mueren cada año por complicaciones en abortos clandestinos practicados de manera insegura. La OMS también señala que los abortos son seguros en los países en los que es legal, pero peligroso en los países en los que es ilegal, ya que se opta por la vía de la clandestinidad.

Ante la polémica desatada por esta propuesta de Ley, tanto entre los grupos parlamentarios, como en las calles, el Gobierno afirma que esta modificación de la Ley sufrirá algunas variaciones antes de ser aprobada. No queremos variaciones en el texto, exigimos aborto libre y gratuito para todas, nadie puede decidir por nosotras, nadie puede obligarnos a ser madres.

Desde el Centro Social Octubre abogamos por la lucha por un feminismo de clase, en el que de manera colectiva, todos, tanto mujeres como hombres, estemos implicados, fomentando el estudio, charlas informativas, debates, desenmascarando y combatiendo el feminismo burgués, etc.

Así mismo, abogamos porque cada persona, de manera individual, combata en cada ámbito de su vida la lacra machista, en el entorno laboral, familiar, de pareja… En muchas ocasiones nos dotamos de una gran formación y podemos dar largos discursos sobre el feminismo, pero descuidamos nuestro día a día, desde el lenguaje hasta nuestros actos. El feminismo es una lucha diaria, como lo es la lucha contra el capitalismo, el fascismo o la represión.

POR UN FEMINISMO DE CLASE Y COMBATIVO

NO A LA LEY DEL ABORTO

ABORTO LIBRE Y GRATUITO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Articulos, CS Octubre, La Barricada. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hoja Informativa La Barricada Nº6 – Feminismo de clase

  1. Pingback: Por un feminismo de clase y combativo | Centro Social Octubre

Los comentarios están cerrados.