La Barricada Nº14 – Solidaridad internacionalista y voluntarios de la libertad

DESCARGAR BARRICADA 14 EN PDF

¿Qué eran las Brigadas Internacionales?

Poco después de empezar la Guerra Civil Española, allá por julio de 1936, comenzaron a llegar las muestras exteriores de solidaridad con el gobierno legítimo republicano del Frente Popular: empezó por el envío de dinero y material sanitario, y culminó con numerosos voluntarios militares y sanitarios que serían llamados Brigadistas Internacionales. Éstos provenían de varias tendencias progresistas: comunistas (venidos a través del Komintern, o la también llamada Internacional Comunista), anarquistas, socialistas, represaliados políticos, sindicalistas, unidos todos bajo el ideal del antifascismo. Desde octubre de 1936 hasta octubre de 1938, llegaron alrededor de 35.000 voluntarios de más de 50 países de todos los continentes, destacando los numerosos voluntarios europeos provenientes de Francia, Italia y Alemania, y los voluntarios americanos del Batallón Lincoln (en torno a 2.500 personas).

Tristemente, y como consecuencia del conflicto bélico, en torno a 15.000 brigadistas murieron durante la Guerra Civil, a los que habría que sumar numerosos heridos.

Su importancia radicaba más que en su número, en su valor y su aportación moral en el frente y la retaguardia. Combatir junto a personas que habían venido desde tan lejos fortalecía la causa antifascista, ayudaba a la mantener alta la ilusión de luchadores y resistentes, daba alas al pueblo que resistía el hambre, pobreza y bombardeos.

Si hay hombres que contienen un alma sin fronteras,

una esparcida frente de mundiales cabellos,

cubierta de horizontes, barcos y cordilleras,

con arena y con nieve, tú eres uno de aquéllos.

“Al soldado internacional caído en España” (1938). Miguel Hernández.

 

¿Dónde lucharon?

Estos voluntarios participaron en batallas significativas como la defensa de Madrid (otoño 1936), Batalla del Jarama (febrero 1937), Batalla de Belchite (agosto 1937), Batalla del Ebro (julio a noviembre de 1938), e incluso en la Batalla de Guadalajara (marzo 1937) donde destacarían la Brigada Internacional XI al mando de Hans Kalhe, la Brigada Internacional XII al mando del General Lukács y el Batallón Garibaldi (italianos).

Cuadro

Muchos de ellos al acabar la Guerra Civil fueron reprimidos políticamente, acusándolos de bandidos, vagos o terroristas ¿Os suena? Es la misma práctica que están aplicado con los españoles antifascistas Rafa y Ángel en Ucrania. Así mismo, durante la II Guerra Mundial, muchos pasaron a formar parte de comandos armados y grupos de partisanos en contra del nazi-fascismo europeo.

Anecdóticamente, el castellano pasó a ser la “lengua oficial” de los prisioneros en los campos de concentración, ya que muchos habían peleado en España y tenían en común el conocimiento de la lengua.

 

El ejemplo de Guido Picelli

Guido Picelli (Parma 9/10/1899 – Cerro de San Cristóbal, Algora 5/1/1937) fue ex diputado comunista italiano, héroe de la barricada de Parma (enfrentamiento armado en Parma, 1922) y
fundador de los “Arditi del Popolo” (organización armada antifascista que operaba en la Italia de Mussolini). En nuestra tierra yace un ejemplo de luchador, que merece todos nuestros honores.

 

¿Qué queda de las BBII?

Actualmente pocos quedan vivos. Vinieron a España a combatir jóvenes, pero el paso de los años se ha llevado a muchos.

En el Estado Español apenas se contabilizan una treintena de monumentos a las BBBII (fuente: Asociación de Amigos de las BBII), siendo algunos atacados por bandas fascistas (como el de Ciudad Universitaria en Madrid), o existiendo un rechazo por parte del Gobierno de turno a la instauración de nuevos monumentos.

Su recuerdo está presente ahora más que nunca

Realmente, este número de La Barricada no coincide con ningún aniversario significativo. Sin embargo, los acontecimientos internacionales de estos últimos meses, destacando la guerra en el este de Ucrania, se ha visto como por parte del gobierno de las Repúblicas Populares de Lugansk y Donetsk se ha hecho un llamamiento internacional a participar en las nuevas Brigadas Internacionales, que luchan contra la Junta fascista de Kiev.

No pasaranEn los últimos días varios españoles han llegado a la región del Donbass para luchar como voluntarios antifascistas, habiendo creado la Brigada Internacional Carlos Palomino. Además de ellos, han llegado personas de otros países como Alemania, Italia, Rusia, Francia, etc, muchos de los cuales integran el Batallón Vostok, rememorando a aquellos combatientes que vinieron a España a luchar contra el fascismo.

Homenaje, compromiso y acción

En esto debe resumirse la actividad de cualquier persona que esté comprometida con la causa antifascista y anticapitalista.

Por suerte (mejor dicho por trabajo propio) no tenemos que irnos demasiado lejos para ver iniciativas solidarias de carácter internacionalista. Hace unas semanas el grupo de música italiano Banda Bassotti lanzó una iniciativa solidaria con la Ucrania Antifascista, donde realizará una gira de música y llevará fondos para la defensa del territorio sometido al conflicto armado.

Desde el Centro Social Octubre y RPG-7 Crew, hemos lanzado una campaña de venta de camisetas cuyos beneficios íntegros van destinados a apoyar a los compañeros y la población que lucha y resiste en la región del Donbass.

Nuestra tarea no sólo debe limitarse al apoyo personal, material y económico. Debe ser acompañado de la denuncia pública de la situación que sufren las regiones atacadas y del tratamiento que le dan los “medios de comunicación”.

946845_10151468832809139_735487422_n

Nuestra tarea debe ser remorar a los brigadistas internacionales, ejemplos del pasado y ahora del presente. Recordar su memoria, sacarlos de las fosas, levantar monumentos en su honra, y en definitiva, continuar su lucha y su ejemplo.

 

LARGA VIDA A LAS BRIGADAS INTERNACIONALES

EL MEJOR HOMENAJE, CONTINUAR LA LUCHA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Articulos, CS Octubre, La Barricada. Guarda el enlace permanente.