La Barricada nº 21 – 70 años de la liberación de Italia

DESCARGAR PDF

70 AÑOS DE LA LIBERACIÓN DE ITALIA

El 10 de junio de 1940, la Italia fascista de Mussolini entra en la II Guerra Mundial en el bando del Eje. Tras varias derrotas del Eje en el norte de África y Stalingrado, el 10 de julio de 1943, las tropas americanas desembarcan en Sicilia. El 8 de septiembre de 1943, varios militares y ministros del gobierno de Mussolini, firman un armisticio con los aliados y derrocan al dictador Mussolini. 23 de septiembre de 1943, Hitler invade Italia y repone a Mussolini como títere suyo.

Sin embargo, en el frente italiano, además del papel de los aliados americanos, jugará un papel fundamental la Resistencia Antifascista Italiana. Ésta estaba formada por exmilitares, obreros, campesinos y mujeres; habiendo miembros comunistas, anarquistas, democristianos, socialistas o soldados que querían volver a casa; simplemente eran mujeres y hombres compartían trincheras con el objetivo común de acabar con el nazismo. Poco a poco, los partisanos italianos (algunos eran brigadistas internacionales que habían combatido en la Batalla de Guadalajara en 1937) irán liberando terreno y expulsando a los fascistas. Tuvieron mayor presencia en la zona norte del país (mayor industria), concretamente en el Piamonte, aunque brigadas de partisanos hubo por toda la geografía italiana.

El 25 de abril de 1945, estalla una rebelión en casi todas las ciudades del norte de Italia, que acabaría por culminarse el día 28. Ese mismo día, el dictador Mussolini junto a otros destacados cargos fascistas muere fusilado, siendo el 29 colgado y exhibido en una gasolinera de Milán. El fascismo italiano había sido derrotado militar y políticamente gracias al empuje del pueblo.

01

Acabada la II Guerra Mundial, Italia quedaba fuera de la influencia soviética a pesar de ser el país donde el Partido Comunista Italiano (PCI) tenía más fuerza de occidente. El empuje del PCI obligó a las potencias occidentales a invertir dinero en el desarrollo de Italia y así frenar el empuje del movimiento obrero y campesino. E igual que se financiaron carreteras, fábricas y escuelas, también hubo financiación de determinados grupos democristianos y fascistas, capaces de volver a sembrar el terror y frenar cualquier opción de revolución política y social.

Tras unos años 50 y 60 de desarrollo económico, a finales de 1960 comenzará una década conocida como los Años de plomo, donde la conflictividad social y las acciones armadas (tanto de grupos de izquierda, como de extrema derecha y terrorismo de estado) marcaron el desarrollo político de Italia. Ejemplos como el secuestro y asesinato del ex primer ministro Aldo Moro (9 de mayo de 1978, cometido por las Brigadas Rojas) o la Strage di Bolonia (2 de agosto de 1980, atentado en la estación de tren donde murieron 85 personas, y cometida por grupos fascistas con complicidad de altos cargos del estado) muestran la tensión de este período.

En los años 90, la situación cambiaría por la caída del bloque comunista (pérdida de poder del PCI), los escándalos políticos y de corrupción (desintegración de los tradicionales partidos políticos, Operación manos limpias en 1992) y la irrupción de nuevos partidos políticos. Además la represión, la heroína y la mafia hacía tiempo que venía recogiendo los frutos que años antes había sembrado.

El cambio de milenio comenzaba con una Italia más europea y más poderosa en la economía mundial. Tanto fue así, que en el año 2001 se celebraba en Génova la cumbre del G-8. Tras varios días de diversas manifestaciones y montajes policiales (falsos atentados, detenciones masivas), el 20 de julio muere asesinado a manos de la policía el manifestante Carlo Giuliani.

El sueño occidental había atraído a miles de inmigrantes a Italia. La situación a la que una parte de la población se veía sometida fue aprovechada por los grupos fascistas para lanzar sus proclamas y crecer en número. El 16 de marzo de 2003, fue en Milán donde Davide Cesare, más conocido como “Dax”, muere acuchillado por un grupo de fascistas cuando salía de un centro social okupado.

El 27 de agosto de 2006, Renato Biagetti es asesinado por fascistas en Roma.

El 18 de enero de 2015, grupos fascistas atacan el CSOA Dordoni (Cremona), dejando en coma al compañero Emilio, que por fortuna, tras algo más de un mes ha vuelto a casa.

02

Las agresiones de la policía y de los fascistas han sido frecuentes durante la historia de Italia. Pero también ha sido heroica y reseñable la historia del antifascismo italiano. Éste va más allá de luchar contra los perros de extrema derecha; la movilización popular y la cultura del antifascismo tienen gran envergadura y van encaminados a combatir la dinámica del sistema capitalista: Ejemplos de luchas en educación (frente a la Reforma Gelmini), en las condiciones laborales (frente a las Jobs Acts que pretenden precarizar la vida), a la Troika y el FMI, el movimiento No TAV (contra los trenes de alta velocidad) son claros ejemplos de una lucha consciente y consecuente, cuyo objetivo va orientado a la creación de un poder popular y alternativo, a un modelo de vida más justo y equilibrado.

El ejemplo de coordinación entre centros sociales y organizaciones de izquierdas hace que sean numerosas, continuas y reivindicativas las manifestaciones nacionales en determinadas ciudades de la geografía italiana. La tradición de lucha y el ejemplo de los partisanos hace que determinadas fechas festivas sean vistas y tratadas como algo reivindicativo, como el 1º de mayo o el 25 de abril. En el Estado Español nos encontramos con monumentos y calles con nombre de fascistas, mientras que en Italia los vemos dedicados a la resistencia partisana antifascista. Aun así, queda mucho por hacer, y la lucha contra el fascismo debe continuar.

Nuestra tarea es difundir y conocer la lucha de los pueblos en un sentido internacionalista, tejer lazos con otros lugares y formas de lucha; para aprender de ellas y construir en nuestro territorio un tejido social, político y organizativo capaz de dar una respuesta eficaz a la crisis capitalista que se nos viene encima.

¡HONOR Y GLORIA A LA RESISTENCIA ANTIFASCISTA! ¡NO PASARÁN!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Articulos, CS Octubre, La Barricada. Guarda el enlace permanente.