La Barricada Nº25 – El laboratorio griego

BARRICADA 25

EL LABORATORIO GRIEGO

Desde hace varios años Grecia se viene convirtiendo en el escenario de la  política económica y social de la Unión Europea. Desde el inicio de la crisis en 2008 se trata del mayor laboratorio de experimentos económicos y sociales. Se trata de una cabeza de puente que sirve como cobaya a los experimentos neoliberales de la gran banca alemana, la UE y los grandes intereses económicos de los EEUU en la zona. Se trata de un país pobre pero estratégico.

En el mapamundi, Grecia se convierte en un país más del sur de Europa. Pero hay detalles que pasan por encima los grandes medios de comunicación de masas al referirse a la situación tan peliaguda que sufren los trabajadores. Desde el Canal de Suez y los Estrechos del Bósforo y los Dardanelos, Grecia acumula en sus aguas jurisdiccionales el 16,2% del tráfico marítimo mundial. Imaginemos las cantidades de mercancías que sólo pueden pasar en un único día por puertos helenos.

G2

La situación se hace más compleja cuanto más apartamos la lupa: Grecia es el primer freno europeo (y miembro de la OTAN), ante una expansión económica de un bloque euroasiático formado por Rusia y China al que se adhieren cada año más actores políticos a nivel mundial. EEUU es incapaz de dejar una pieza tan valiosa del mapamundi a su merced, y es consciente de que las negociaciones de la UE y los personajes que piden el «Grexit» son inútiles a los intereses yanquis, como las «desafortunadas palabras» que dijo Mariano Rajoy días antes del referéndum: «Si Tsipras pierde el referéndum, eso será bueno para Grecia. Si gana el referéndum, Grecia no tiene más alternativa que salirse del euro».

Las consecuencias del «Grexit» para los EEUU pueden ser devastadoras para sus intereses económicos, políticos y militares. Desde el envío de una ayuda económica desde Rusia al país heleno, donde ese miedo que sí existe en España a «los rusos» contraído durante el franquismo no existe allí; o, que en consecuencia a la salida del euro venga la salida de Grecia de la OTAN, y por consiguiente, lo que sería una entrada de la influencia rusa en los países con una situación similar a la griega en la Europa del Sur. Rusia lleva intentando conseguir una salida al Mar Mediterráneo desde la Guerra de Crimea (1853- 1856) contra los Kanatos del Imperio Otomano. La salida de Grecia de la UE era el momento que esperaban. Los EEUU saben la situación y no pueden dejar escapar al país heleno.

g5

El pasado 25 de enero de este año las urnas griegas daban la victoria al partido Syriza. Compuesto por sectores escindidos del KKE (Partido Comunista de Grecia), ecologistas, socialdemócratas, etc.; se postula a ser la mano de la transformación de Grecia sin romper con las viejas estructuras económicas de la Unión Europea. Ante las tensiones políticas que surgían en las negociaciones entre el gobierno griego y la gran banca europea, el primer actor decide convocar un referéndum con la clara apuesta de mostrar el «NO» a las medidas expoliadoras de la Unión Europea. El éxito es prácticamente total. El pueblo griego decide rechazar las medidas propuestas por los grandes acreedores que, lejos de apoyar un proceso democrático se convierten en los mayores vampiros.

A las pocas horas del resultado del referéndum se hace oficial la dimisión del ministro de finanzas griego Yanis Varoufakis. Pasadas las 24 horas del resultado el gobierno anuncia la
aceptación de las medidas propuestas por la UE: un tercer rescate. Mientras se votaba en el Parlamento heleno el rescate entre los partidos políticos allí representados, las calles de Atenas se inundaban de fuego, cargas policiales, detenciones, etc.

Después de meses y meses en los que el pueblo griego ha sido mantenido en vilo, meses en los que se decidía su futuro en los despachos de Bruselas. Dan igual las vidas humanas, el futuro de la juventud, las pensiones de las clases trabajadoras, la vivienda, el trabajo en condiciones dignas, etc. Dan igual porque saben que los griegos depositaron su última esperanza en la reforma, en la mutación a una situación en la que la soga apriete menos el cuello de los trabajadores griegos.

G1

En España, los medios de comunicación se han apresurado a comparar Syriza con el «homólogo español». Primero lo fue IU, después lo ha sido Podemos. Esperemos que la estrategia que sigan los «homólogos» no sean las mismas recetas a las que se ha sometido la presidencia griega. De ser así, la aureola democrática de la que se han rodeado se les va a caer encima con todo lo que ello conlleva: las esperanzas de millones desesperados que, al igual que en Grecia, han puesto en ellos sus últimas fuerzas.
Con el reciente ejemplo griego debemos aprender que, independientemente del seguimiento político de millones de personas a estos «homólogos», hay que ser igualmente consciente que los poderes de gobierno son fácilmente corrompibles y que lo único que no se corrompe es la solidaridad y la unidad en la acción de los trabajadores.

Los caminos que se plantean ahora tienen que estar al margen de las políticas electoralistas, tal y como ha ocurrido con Syriza. En un momento en el que los partidos fascistas como Amanecer Dorado gozan de impunidad y poder, una situación que recuerda bastante al auge de los partidos fascistas antes de la llegada de Hitler en Alemania. La solución que se ha de plantear es la unión de las fuerzas de la izquierda combativa, un frente común a los contínuos embates de las políticas capitalistas de la UE, un frente común a las traiciones del reformismo, un frente común a los partidos fascistas que pretenden calar.

No podemos abandonar a los trabajadores griegos en los duros frentes de lucha que se les plantean.
«La solidaridad es la ternura de los pueblos»
Ernesto «Ché» Guevara.

¡ABAJO EL FMI, BCE Y LA TROIKA!
¡VIVA LA CLASE TRABAJADORA GRIEGA!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Articulos, CS Octubre, La Barricada. Guarda el enlace permanente.