Proyección “Cerca de tu casa”

2017-02-02

Imagen | Publicado el por

Presentación “De guerras y revoluciones” de Fernando Barbero Carrasco

2017-01-28

Imagen | Publicado el por

Charla: Represión y como afrontarla

2017-01-21

Imagen | Publicado el por

La Barricada Nº39: El Sáhara Occidental: La última colonia de África.

Descarga La Barricada Nº39: El Sáhara Occidental: La última colonia de África

El SÁHARA OCCIDENTAL: LA ÚLTIMA COLONIA DE ÁFRICA.

Durante siglos, los saharauis fueron tribus nómadas que vivían en el desierto organizados en familias tribales, y que se movían libremente en busca de los mejores pastos y agua para sus rebaños (de ahí su apodo “hijos de las nubes”). Con el tiempo, la unificación de estas tribus de distintos orígenes da lugar a la población saharaui: Gente solidaria e igualitaria con el grupo, con profundas convicciones, gente libre que, mientras que sociedades vecinas se sometían a sultanes y emires, ellos nunca habían vivido sometidos a ninguna autoridad. Gente fuerte y guerrera, acostumbrada a sobrevivir en las condiciones más adversas, capaz de defender sus rebaños y su territorio (“el que te muerde y tú no le muerdes, creerá que no tienes dientes”, proverbio saharaui). Pero una vez más en la historia, sobre ese territorio había otros intereses que verían truncado el futuro de su pueblo.

En 1850, en la Conferencia de Berlín, las potencias Europeas se reparten el continente africano, obteniendo España el territorio del Sáhara Occidental; muy rico en recursos naturales (fosfatos, petróleo y pesca). Para someter a los nómadas libres que habitan el territorio a una autoridad colonial, España lo divide por fronteras improvisadas y comienza a explotar libremente sus recursos. En 1963 se descubre allí la mayor reserva mundial de fosfatos, muy apetecible para Hassan II, que empieza a reclamar que el territorio del Sáhara Occidental es parte de Marruecos.

01

En los años 70, la población nativa del Sáhara Occidental, cansada de la explotación evidente que está sufriendo su territorio, comienza entonces un movimiento nacionalista que en su organización culmina con la creación del Frente Polisario en 1973: Movimiento de liberación nacional del Sáhara Occidental, que representa legítimamente a los saharauis y lucha activamente para acabar con la ocupación de Marruecos y conseguir la autodeterminación del pueblo saharaui.

Paralelamente, EEUU y Francia, aliados de Marruecos, empiezan a influenciar a España para que abandone el territorio: en medio de la Guerra Fría el Sáhara Occidental se convierte en un peón más del juego de ajedrez de Estados Unidos.

Con Franco agonizando y estas dos grandes potencias de su parte, Marruecos se ve fuerte y organiza en 1975 la Marcha Verde, en la cual las fuerzas marroquíes invaden ilegalmente el territorio saharaui con 350.000 personas y 25.000 soldados: expulsando violentamente de sus casas a los saharauis, que sorprendidos,  debilitados y junto a la débil respuesta de la ONU, se ven obligados a huir a través del desierto durante días mientras son bombardeados por las fuerzas marroquíes con armas prohibidas (napalm y fósforo blanco) creando una verdadera masacre. Finalmente Argelia les cede una parte de su territorio (la zona más inhóspita del desierto del Sáhara) para que se refugien: La Hamada argelina. Allí se exilió la parte más débil de la población saharaui dando lugar a lo que desde hace 41 años se conoce como Campamentos de Refugiados. Fue la figura de la mujer la que determinó desde los inicios el levantamiento, estructura, organización y futuro de estos asentamientos que partieron desde la más absoluta intemperie y precariedad. Los hombres se quedaron luchando en el frente contra las tropas marroquíes, y otra parte de la población se negó a abandonar el Sáhara Occidental y  permanecieron en los territorios ocupados bajo la opresión marroquí, sufriendo persecución, desapariciones, asesinatos, torturas, y prisión. Brutales prácticas que hoy en día continúan, así como la violación de sus Derechos Humanos más elementales de la que es cómplice la ONU, a pesar de que Marruecos pretenda silenciar estas torturas negando la existencia de “cárceles negras” en los Territorios Ocupados y sometiendo la zona a un férreo bloqueo informativo.

Pocos días después de iniciarse la Marcha Verde, Marruecos firma junto con España y Mauritania los Acuerdos Tripartitos, en los que se reparten la administración del Sáhara Occidental. Pero posteriormente, las presiones sobre España para evitar una guerra con Marruecos, hacen que ésta se desentienda de sus obligaciones como país colonizador y ceda a Marruecos y Mauritania su parte del Sáhara Occidental. El ejército español sale bruscamente del territorio, abandonando a su suerte a la población saharaui y posibilitando así a Marruecos la ocupación del mismo. Comienza entonces una atroz guerra entre el Polisario y Marruecos, creada por el abandono de España y la invasión mauritana-marroquí, y con la intención de exterminar al pueblo saharaui y poder quedarse en un territorio potencialmente rico.

Pero en 1976 el Frente Polisario proclama su independencia y crea un gobierno en el exilio (reconocido, junto con la Unión Africana, por otros 85 países más) representado por la RASD (República Árabe Saharaui Democrática), comenzando así una guerra de guerrillas que debilita al ejército marroquí y que EEUU, Francia, ni Marruecos logran derrotar. Por ello, Marruecos se adelanta a Trump y en 1980 comienza a construir el Muro de la Vergüenza con fines expansionistas y separatistas entre la población saharaui; le costará 7 años y 8 intentos, ayuda estratégica de expertos israelíes (que más tarde construirán el Muro de Palestina), y financiación de EEUU, pero finalmente se convierte con 2720 km y 6 muros, en el muro más largo del mundo, rodeado por más de 6 millones de minas anti-persona, custodiado militarmente por 125000 marroquíes (armados por países como España y Francia) y que desde entonces causa una gran cantidad de víctimas cada año (tanto humanas como de ganado).

En 1991, la ONU crea la MINURSO con la finalidad de llevar a cabo un Plan de Paz que posteriormente es aprobado por ambos bandos con la condición de que se celebre un Referéndum de autodeterminación mediante el cual los saharauis decidan el futuro de su tierra. Marruecos adoctrinó a la población colona en lengua, cultura y costumbres saharauis para incluir a los colonos en el censo saharaui y quedar de esta manera amañado. Pero a día de hoy este Referéndum sigue sin celebrarse debido a las continuas trabas impuestas por el gobierno marroquí, que rompe así con sus compromisos de aceptación del Plan de Paz acordado por la ONU.

02

Además, Marruecos sigue siendo un Estado opresor, genocida, y represivo contra aquellos que se atreven a denunciar dicha situación, y que vulnera sistemáticamente tanto los Derechos Humanos como el Alto el Fuego. Esto hace que la tensión entre el Frente Polisario y Marruecos sigua en aumento y que algunos saharauis vean la vuelta a la lucha armada como la única solución posible.

Actualmente, el Sáhara Occidental sigue pendiente de descolonizar; la ONU no reconoce los Acuerdos Tripartitos, y por lo tanto son declarados nulos. La ilegalidad de estos acuerdos hace que Marruecos sea ocupante ilegal del territorio y que el Estado español sea la potencia administradora (y por lo tanto responsable) del Sáhara Occidental. Nuestra tarea es visibilizar y denunciar esta situación, solidarizándonos y ayudando al pueblo saharaui.

POR LA AUTODETERMINACIÓN DEL SÁHARA OCCIDENTAL,

MARRUECOS CULPABLE, ESPAÑA RESPONSABLE.

Publicado en Articulos, La Barricada

Presentación Barricada y Cine-Fórum sobre el Sáhara Occidental

2017-01-13

Imagen | Publicado el por

Encuentro de Movimientos Sociales de Guadalajara

2016-12-30

Imagen | Publicado el por

La Barricada Nº38: Problemas de transporte y movilidad

Descarga La Barricada Nº38 – Problemas de transporte y movilidad

PROBLEMAS DE TRANSPORTE Y MOVILIDAD

La bicicleta se está poniendo de moda, de forma lenta pero segura. A los usuarios de la bicicleta casi ni se nos ve, no solo porque somos pocos, sino porque somos silenciosos y rápidos (a veces tanto que somos irrespetuosos). Pero somos cada vez más. Seguro que hoy ha pasado un ciclista cerca de ti sin que ni siquiera te dieses cuenta.

En este contexto, algunas ciudades se han apuntado a la moda de crear “anillos verdes ciclistas”; un invento que han utilizado diversos Ayuntamientos de España. Obviamente no se iba a quedar atrás el Ayuntamiento de Guadalajara creando un carril-bici que no es otra cosa que el carril del pánico.

El Ayuntamiento de Guadalajara se gastó en medio de la crisis 900.000€, que en vez de darles provecho (haciendo un carril bici útil que respondiera a resolver parcialmente algunos problemas de tráfico y contaminación) los desparramó en crear el “anillo verde ciclista”: un carril que es un gran peligro tanto para el ciclista como para el peatón. Prometió un anillo de más de 14km y en realidad tiene 12,1km; la anchura minina iba a ser de 2,5m y ésta apenas llega al metro; se comprometieron a incorporar baldosas con botones en los laterales del carril-bici para que las personas invidentes pudieran detectar su presencia y no han colocado ninguna; aseguraron que iban a utilizar un material sintético que es una superficie más porosa y segura para los ciclistas y se han limitado a echar hormigón en parques y jardines de la ciudad donde juegan niños; y lo único que han hecho ha sido pintarlo de rojo para distinguirlo de la acera. Supuestamente también se uniría con el barranco de la Olmeda y la carretera de GU-1002 con Marchamalo y no han cumplido su palabra.

01

El carril-bici de la capital es un peligro constante para los ciudadanos ya que pasa por calles residenciales, puertas de colegios e institutos, salidas y entradas a la autovía, tramos en los que un ciclista se tiene que apartar a la acera para que otro ciclista pueda pasar, tramos que se cortan en un parking. También se tienen que evitar señales, muros, árboles y columnas que están en medio del carril, tramos de tierra que cuando llueve es imposible poder pasar del barro que se forma y no tiene separación entre el carril-bici y la zona peatonal.

¡Y la cosa no se queda ahí! También ha habido muchos atropellos de ciclistas a peatones y de coches a ciclistas, y el Ayuntamiento de Guadalajara y su alcalde Antonio Román siguen sin mover un dedo para poder solucionar estos conflictos y hacer que la ciudad sea cómoda para realizar deporte al aire libre y sin poner en peligro a nadie.

Por desgracia, la “solución” inicial de carril bici que se convierte en peligro constante también la utilizaron en la Junta de Comunidades para unir Marchamalo con Guadalajara. El abandono de ese carril bici provoca que los ciclistas no vayan por su “carril” (por llamarlo de algún modo), haciendo que el tráfico sea más peligroso y lento. Y decimos “carril” porque el firme del terreno está lleno de baches, con frecuentes intromisiones de la maleza en el camino  y con señales en medio que hay que esquivar. ¡Exigimos una solución real ya a estos problemas!

Otra de las grandes cagadas de nuestro alcalde de la ciudad Antonio Román es el trasporte público urbano que también ha fracasado en las líneas de autobús de la ciudad. Nos dijeron que sería más moderno y funcional, basado en líneas más rápidas y directas al centro de la ciudad, el Hospital y la estación de Renfe y que los nuevos autobuses irían mediante gas para contaminar menos y un sin fin de muchos adelantos tecnológicos, es decir, que casi íbamos a tener los mejores autobuses del país.

02

Menor frecuencia, supresión de paradas, falta de marquesinas, más tiempo de espera, una “tecnología” que fallaba más que la escopeta de la feria, pantallas en las paradas que jamás se pusieron (o funcionan mal) y todo puesto al servicio de propaganda del Partido Popular. Los retrasos son continuos, hay barrios incomunicados, planos ilegibles, los horarios no cuadran con las líneas para las que fueron diseñadas, trasbordos y más trasbordos para llegar a varias zonas de la ciudad, autobuses completamente vacíos por barrios como Aguas Vivas y otros llenos hasta los topes en recorridos más demandados con viajeros obligados a subirse por la puerta de atrás o a quedarse en la calle a la espera del siguiente autobús (que supuestamente tarda 15 minutos, pero llegando a esperar entre 30 y 40 minutos al siguiente autobús). También otro problema era las colas eternas en las puertas del CMI (Centro Municipal Integrado) para sacarse la Tarjeta X Guada en las que cual había fraudes en la utilización de las mismas por las prisas para expedirlas, cabreo de los conductores al convertirse en la oyentes de las quejas de los usuarios y por los iniciales problemas con la aplicación del convenio por parte de la empresa.

La estación del AVE de Yebes: Situada a varios kilómetros lejos de la ciudad (cosas de la especulación urbanística), sin demanda, sin tráfico, un gasto innecesario con el que se podría haber mejorado las comunicaciones de cercanías con Madrid.

¿Y el nuevo parking del hospital de Guadalajara? Una iniciativa que ha movilizado a mucha gente en la ciudad, haciéndoselo llegar al gobierno regional lo que supone que el nuevo parking del hospital no sea gratuito. Por ejemplo, venir al hospital en coche supondría un coste medio de 5,50€, lo cual es un copago más a la sanidad, la cual debe ser gratuita, pública y de calidad.

Otros que también lo sufrirán serán los propios trabajadores del hospital porque cada día que tengan que acudir a su puesto de trabajo deberán pagar también (hay pocas plazas gratuitas y mucha demanda). Y así un largo etcétera de despropósitos que encienden los ánimos de la gente, presentando cientos de quejas al Ayuntamiento, convocando manifestaciones y concentraciones en la puerta del Ayuntamiento y del Hospital.

img-20160530-wa0000

Lo público se puede (y se tiene) gestionar mejor, tiene que cubrir  las necesidades y demandas de la población y no tiene que servir para que empresas privadas ganen dinero. Lo peor que a día de hoy seguimos igual de mal.

ECOLUTION=SOLUTION=REVOLUTION

Publicado en Articulos, CS Octubre, La Barricada